21.1.15

Nana de invierno: cada noche nos dormimos al calor de la poesía


Les cançons de bressol a l'hivern són fantàstiques per escalfar la nit de somnis i abraçar-se a la dolçor de la poesia.

Nana de invierno 
(Daniel Pérez Fernández)
 
La niebla es una nube de oro molido,
duérmete en mi regazo como en un nido.
Deja volar tus sueños mientras la helada
pinta sauces llorones de madrugada.

Nana por la mañana como la nieve,
nene con esa risa que el frío tiene.
Mira de la ventana colgar la escarcha
que el beso de cristales no deja mancha.

Deja sonar sonidos de lino fino
cuando el invierno baja por el camino.
Que mi niño se duerme, tened cuidado
cuando el sol aparezca por el tejado.

La il·lustració és de Julie Morstad

Cap comentari: