24.4.17

Setenta balcones y ninguna flor


Les flors formen part de la natura i també de la nostra vida. Flors al camp i també a casa. No s'imaginem, per exemple, una balconada sense flors, com succeeix en aquest poema. Cón serà la gent que no fique flors a la seua vida? Necesitarà, tal vegada, un poc de poesia?

Setenta balcones y ninguna flor
(Baldomero Fernández Moreno)

Setenta balcones hay en esta casa,
setenta balcones y ninguna flor.
¿A sus habitantes, Señor, qué les pasa?
¿Odian el perfume, odian el color?

La piedra desnuda de tristeza agobia,
¡dan una tristeza los negros balcones!
¿No hay en esta casa una niña novia?
¿No hay algún poeta bobo de ilusiones?

¿Ninguno desea ver tras los cristales
una diminuta copia de jardín?
¿En la piedra blanca trepar los rosales,
en los hierros negros abrirse un jazmín?

Si no aman las plantas, no amarán al ave,
no sabrán de música, de rimas, de amor...
Nunca se oirá un beso, jamás se oirá un clave.
¡Setenta balcones y ninguna flor!

La il·lustració és de Debora Guidi.

Cap comentari: