19.3.17

Un poema para papá para que lo disfrute cada día



 Tenim 365 dies a l'any per demostrar la nostra estima al nostre papà, 365 dies per a celebrar-ho junts i hui, especialment, per a fer-li festa. Un dia ple de besades i, cóm no, de poesia.

Mi padre

Mi padre es la caña, chaval!
Es más alto que un castillo
pero juega con nosotros
a gatas por el pasillo.

Sabe hacer arroz con leche,
natillas y flanes de huevo,
y prepara unos helados
para chuparse los dedos.

Tiene un poco de barriga,
solo un poco, nada más,
pero dice que se llama
“curva de felicidad”.

Solamente hay una cosa
que me deja de gustar:
él también está empeñado
en enseñarme a nadar.

 Podeu gaudir d'un grapat de llibres on els papàs són els protagonistes al nostre taulell de Pinterest i diferents il·lustracions de papàs al nostre blog Pinzellades al Món.

La il·lustració és de Mª Ángeles Aznar Medina.

Cap comentari: