14.9.07

Pluja... de poemes per a totes les edats

Una pluja de poemes de pluja.

Un llibre:
Gotas de lluvia y otros poemas para niños y jóvenes, de José Emilio Pacheco, editat per Era (Mèxic, 2005)

Un haiku, Tormenta de Javier Díaz Gil:

TORMENTA
Me inundarán
en noches de tormenta
voces de ausencia.
Un poema juvenil, Sota la pluja, de Joan Brossa:


Sota la pluja desplego un mapamundi
Un poema infantil, Lluvia, de Rubén ( 8 anys, col·legi P. San José. Prado del Rey -Cádiz-):
LLUVIA
Cuando las nubes se ponen grises
llueve en el campo.
Cuando llueve en el campo,
huele a tierra mojada.
Cuando huele a tierra mojada
salen las margaritas.
Y cuando salen las margaritas
se ponen contentas.
Y cuando se ponen contentas
escampa.

Un poema d'amor, Escrito de lluvia, de J.O.D:

ESCRITO DE LLUVIA

La lluvia persigue sin cesar

Derramando con lenta precisión

No miente, no hiere

Solo es,

Solo es... fría.

La lluvia corre sin parar

Como besos perdidos

A cuerpos ajenos

No miente, no hiere

Solo es... dulce.

La lluvia invade sin prisa

Como el hurto,

Que son los besos arrancados

No miente, no hiere

Solo es.... descuidada.

La lluvia arropa, envuelve

Sin voz, sin llantos

Como los truenos de luz

Que se disparan entre neuronas lloronas

Solo es.... agonía.

3 comentaris:

Valentina Bambillón ha dit...

Injusticia cometida contra Roald Dahl, el autor de Charlie y la fábrica de Chocolate. Ver más detalles en el sitio del poeta y periodista argentino Humberto Acciarressi. El blog es A traves del Uniberto. La URL es http://atravesdeluniberto.blogspot.com/

Salvia ha dit...

Gracias por la información, Valentina. He visitado el blog de Uniberto y he podido leer la información bien detallada. Le he dejado un comentario.

Que rollo que el poder y la manipulación estan llegando incluso al mundo de la literatura infantil. Y no lo digo por el homenaje a Dahl (esto es sólo un ejemplo), sino a muchos libros de LIJ y poesia infantil donde se manipulan tanto las historias y los versos que la realidad acaba convirtiendose en fantasia, edulcorada, envuelta con un gran lazo... y así se la entregamos a los niños. Que horror!

Un beso, Valentina. Estamos en contacto.

Javier Díaz Gil ha dit...

Os envío un abrazo y mi agradecimientpo por incluir mi haiku como ejemplo en vuestro blog de poesía juvenil e infantil. Os visitaré a menudo.