11.10.09

L'escola, l'educació i la poesia / La escuela, la educación y la poesia



Compañero maestro escuela
José María Ortega

Compañero Maestro Escuela,
decimos que educar es
no sólo enseñar de letra.
¿Sabremos jacerlo ver?

Compañero de amasijo,
tenemos en nuestras manos
jarina de tos los trigos.
¿Sabremos sacar pan blanco?

Compañero de trabajo,
nuestra fuerza debe estar
levantando a los de abajo.
¿Sabremos bien empujar?

Compañero de ilusiones,
hemos de cambiar er mundo
sin dinero y sin cañones.
¿Sabremos seguir er rumbo?

La il·lustració és de Paolo Domeniconi.

9 comentaris:

Anònim ha dit...

No se si sabremos, pero pondremos nuestro empeño. Me ha hecho reflexionar mucho este poema.
Nacho ;)

Sàlvia ha dit...

La poesia pone alas a nuestro cerebro.
Besadetes

Anònim ha dit...

Que poema más acertado, mas reflexivo. Juntos, podemos. Por una escuela pública de calidad.
Un abrazo. Malena Foriones

Sàlvia ha dit...

Un saludo, Malena. Comparto tus deseos, com poesía.
Besadetes

Anònim ha dit...

Muy, muy bueno. Desconocía al poeta- Héctor

Sàlvia ha dit...

Reflexivo. No se anda por las ramas, verdad?
Un saludito, Héctor.
Besadetes

cuchu ha dit...

Precioso poema y preciosa reflexión...

Un saludo.

M. Roser Algué Vendrells ha dit...

Jo no comprenc l'escola sense la poesia... Si ens hi esforcem ajudarem a que els xiquets/es siguin ,demà, millor persones.

No concivo la escuela sin poesía... Con nuestro empeño ayudaremos a que los niños y niñas sean, mañana, mejor personas.

Besadetes plenes de poesia.
M. Roser

Sàlvia ha dit...

Jo el que no comprenc és una escola on no es fomente la lectura amb il·lusió, màgia, carinyo... i, malauradament, existeixen aquestes escoles. !?

Sempre és un plaer llegir els teus comentaris, M. Roser.

Besadetes