14.9.09

Tots tenim una orella verda i poesia al nostre dintre / Todos tenemos una oreja verde y poesía en nuestro interior


Estem segures que tots els lectors i lectores d'aquest blog, grans i menuts, teniu i mimeu un raconet del vostre cor, o del vostre cos, que sempre està en contacte directe amb la imaginació, la creativitat, el joc, el companyerisme, l'aventura... Una part que ens vincula directament amb el món de l'infància i tot el seu imaginari.

Tal vegada us passe com en el famós poema de Gianni Rodari i també la vostra orella siga verda. Un món d'il·lusions que cal no perdre mai! Cal tenir cura, diariament, d'aquesta orella verda.

Un señor maduro con una oreja verde
(Gianni Rodari)

Un señor maduro con una oreja verde
Un día en el expreso de Soria a Monterde
ví que subía un hombre con una oreja verde.
No era un hombre joven, sino más bien maduro,
todo menos su oreja que era de un verde puro.
Cambié pronto de asiento y me puse a su lado
para estudiar el caso de cerca y con cuidado.
Le pregunté: " Esa oreja que tiene usted, señor...
¿Por qué es de color verde si ya es usted mayor?"
"Puede llamarme viejo ... - me dijo con un guiño-
esta oreja me queda de mis tiempos de niño...
Es una oreja joven que sabe interpretar
voces que los mayores no llegan a escuchar.
Oigo la voz del árbol, de la piedra en el suelo,
del arroyo, la del pájaro, de la nube en el cielo...
...Por eso entiendo a los niños cuando hablan de esas cosas
que en orejas de mayores resultan misteriosas"
Eso me dijo el hombre con una oreja verde,
un día en el expreso de Soria a Monterde.
*
Un uomo maturo con un orecchio acerbo
Un giorno sul diretto Capranica-Viterbo
vidi salire un uomo con un orecchio acerbo.
Non era tanto giovane, anzi era maturato,
tutto, tranne l'orecchio, che acerbo era restato.
Cambiai subito posto per essergli vicino
e poter osservare il fenomeno per benino.
"Signore, - gli dissi - dunque lei ha una certa età:
di quell'orecchio verde che cosa se ne fa" ?
Rispose gentilmente: " Dica pure che son vecchio.
Di giovane mi è rimasto soltanto quest'orecchio.
E' un orecchio bambino, mi serve per capire
le cose che i grandi non stanno mai a sentire:
ascolto quel che dicono gli alberi, gli uccelli,
le nuvole che passano, i sassi, i ruscelli,
capisco anche i bambini quando dicono cose
che a un orecchio maturo sembrano misteriose."
Così disse il signore con un orecchio acerbo
quel giorno sul diretto Capranica - Viterbo.

La il·lustració és d'Helena Lunding.

4 comentaris:

JJ ha dit...

Hola:
Pásate por esta entrada de mi blog a recoger un premio.
Un saludo
Jesús
http://creaconlaura.blogspot.com/2009/09/nos-envian-un-premio.html

isabel ha dit...

Me encanta este relato de la oreja verde.Me trae muy buenos recuerdos.Fue el primer cartel que hice para nuestra biblioteca ,a todos los chicos les hice una oreja verde de cartulina y no veas lo bien que lo pasamos.La fantasía lleno nuestros corazones.
Besos, Isabel

Sàlvia ha dit...

Gracias JJ, por cierto es un blog muy interesante, felicitaciones.
Besadetes

Sàlvia ha dit...

Isabel, eso es porque tu también tienes una oreja verde, pero de verdad. Rodari es un pozo de imaginación y creatividad. Genial!
Como te ha ido en los comienzos del curso?
Besadetes