18.12.08

Domingo de pipiripingo, llibre de poesia infantil sobre l'alzheimer

S'acaba d'editar el llibre guardonat amb la segona convocatòria del premi de poesia infantil El príncipe preguntón: Domingo de pipiripingo de la poeta burgalesa Mª Jesús Jabato (ens agrada que siga col·laboradora de la revista BiB de la Biblioteca de Burgos, en la secció de poesia infantil Arrímate a la rima)
Ens diu l'autora: Hay que enseñar a los niños a valorar las palabras... La poesía debería ser un producto de primera necesidad, pero la culpa de que no lo sea es de nosotros y en vez de regalar videojuegos, los Reyes Magos deberían poner libros en todos los zapatos. Al llibre el joc de paraules és fonamental, el joc poètic.

Domingo de pipiripingo aborda la malaltia de l'Alzheimer des de la mirada d'un xiquet. Al llarg dels 30 poemes que composen el llibre l'autora ha pretès mostrar la visió que tenen els xiquets sobre aquesta pandèmia que cada vegada s'escampa més i més entre els nostres ser volguts. Tot amb molta sensibilitat, frescor i senzilles, eliminant el dramatisme -caldrà que els adults prenguem bona nota d'aquests poemes-. Cosas en un principio incongruentes como olvidar tu propio nombre o el lugar en el que vives pasan a formar parte de los juegos de un niño que aplica en su abuela el mejor remedio contra su enfermedad: el cariño.
L'avia va a casa del nen i aquest s'alça com una ajuda fonamental per a la iaia que està perduda en els laberints de la seua memòria. Els xiquets se n'adona del seu problema, de com un adult va tornant-se xiquet, va fent-se dèbil i converteix en un divertiment cada problema que es plantetja. A més, la vinguda de l'avia es converteix en tota una festa per al xiquet i la família. És tota una sèrie de valors que van perdent-se en aquesta societat nostra, tan egoista, i que cal reivindicar, en aquest cas a cop de versos.
Un llibre, doncs, per a xiquets i per adults. El llibre està il·lustrat per Laura Esteban Ferreiro i està publicat per Hiperión, dins de la seua col·lecció de poesia per a xiquets Ajónjoli.

Un poema com a mostra:
¡Qué bien huele el gato!

La abuela, en un arrebato,

ha echado colonia al gato

Y ahora que huele a lavanda,

se lo ha puesto de bufanda

y se lo ha llevado a Misa,

¡Ay qué risa, tía Luisa!

9 comentaris:

Roberto S. ha dit...

Un libro con estupendas críticas:
“Con una mirada inocente y tierna, divertida e inteligente, aborda María Jesús Jabato la relación entre una abuela enferma de Alzheimer y su nieto en Domingo de pipiripingo, obra ganadora el Premio “El Príncipe Preguntón” que acaba de publicar la prestigiosa editorial Hiperión en su colección “Ajonjolí”. La escritora burgalesa ha compuesto una obra valiente, llena de verdad, conmovedora y terapéutica porque afronta una situación terrible, lo que es un infierno cotidiano para muchas familias, con tanta sutileza que acaba convirtiendo ese trance en un cielo de amor incondicional, cariño, comprensión y esperanza.


Es un libro para niños de edades comprendidas entre 0 y 100 años o más. Una obra que ahuyenta la tristeza que la impregna, que la zarandea advirtiéndole con una sonrisa que no será suya la victoria. Que cuando hay amor, cuando median los besos y el cariño, hasta el terremoto doméstico que una enfermedad provoca puede ser mitigado. Porque si hay ternura se asientan los cimientos de la esperanza y de la vida”.

R. Pérez Barredo – Diario de Burgos – 24.11.08

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Vivir/20081124/ternura/terapia/CB83A4



“¿Por qué está siempre en la luna? Inocente, directa, reveladora, natural, cándida, tierna, graciosa … Es sólo un verso, pero ya descubre la manera con la que la escritora burgalesa María Jesús Jabato se acerca a la enfermedad de Alzheimer. Lo hace, traviesa, divertida y respetuosa, a través de los ojos de un niño en Domingo de Pipiripingo.

El volumen, ilustrado por la también burgalesa Laura Esteban, cuenta cómo vive un niño la llegada de la abuela a casa cuando no viene de visita de domingo, sino para quedarse. “Para el niño es una fiesta porque cree que la llegada de la abuela significa un mundo diferente, una situación nueva, pero la abuela no se comporta como otras veces, tiene un problema, se le olvidan las cosas, que para el niño son disparates. Él lo considera desde su punto de vista, de diversión y afianza la relación entre ambos” relata la autora, quien define la obra como un manual de ternura.

Y Jabato lo escribe de una manera desenfadada, echando mano de canciones infantiles de siempre, con palabras de fácil comprensión y, a la vez, juguetona, incluso se atreve a coquetear con la forma de los versos.”

A.S.R. – El Correo de Burgos – 8 diciembre 2008
Con 'Domingo de pipiripingo' obtuvo María Jesús Jabato, en el pasado mes de abril, el II Premio 'El Príncipe Preguntón' que otorga la Diputación de Granada. El libro lleva el título del primer poema, y en parte responde a lo que ese texto representa. Solo en parte, porque ese texto representa una forma de jugar que está pasando al olvido: juegos que se acompañaban con canciones (o viceversa), y que se realizaban en la calle cuando no existía, entre otros, el peligro de los coches.
El libro es mucho más. Porque en él se enhebra exquisitamente una historia: la de la cariñosa relación entre una entrañable abuela que padece alzhéimer, y su nieto. En el poemario descubrimos ese amor que pasa por momentos diversos: la llegada de la abuela, los cuentos que ésta narra, sus aficiones, sus instantes de ensimismamiento, sus olvidos, sus despistes, su disposición ante el nieto.
Delicadeza y humor
En un delicado tono de humor, la autora traza poemas sobre los problemas que conlleva la enfermedad. Hay mucho amor y mucho calor en ese humor, que respeta, que acoge, que también sufre, que no acusa. La paulatina pérdida de la memoria de la abuela no origina lamentos, ni recriminaciones, ni abandonos. Asumida la enfermedad, nada es condenable, todo es comprendido y comprensible.
Cuando la abuela sale de casa y se pierde, la letra se encorseta en un soneto, porque el pecho se siente más apretado por el dolor, pero cuando la abuela regresa, el aliento poético recupera su libertad de expresión. En el libro se utilizan muchas estructuras poemáticas diferentes, según el motivo que se analiza y poetiza. El conjunto mantiene un tono muy parejo de lirismo, que no disminuye en ningún momento.

Carmen ha dit...

Conmovedor, tierno, valiente, divertido... Imprescindible.

Sàlvia ha dit...

Gracias roberto por toda la información que nos proporcionas. Yo he leído el libro y me parece a lavez humorístico, tierno, arriesgado, realista, imaginativo, lúdico... por eso lo he recomendado.

Besadetes

Sàlvia ha dit...

Carmen, estoy totalmente de acuerdo contigo. No me extraña que le hayan dado el premio. Además, me encanta la originalidad de la autora para tratar con tendreza e inteligencia un tema como la enfermedad del alzheimer y tener esa empatí con los niños.

Besadetes i bon Nadal (Feliz Navidad)

Anònim ha dit...

Un llibre encantador. Me l'han portat els reis mags i me'l he llegit de tiró. Diu la mare que el llibre estava recomanat per Salvia, aixi que et dono les gracietes per la recomanació als reis.
Petonets

Laura i la seva mare, Maite

Sàlvia ha dit...

Que llestos són aquests reis mags que coneixen la bona poesia i se'n recorden de ficar-la a les albardes dels camells.


Besadetes a les dos.

Anònim ha dit...

Buenos días:
Acabo de leer este libro y me ha parecido estupendo. Es divertido y entrañable y aborda con valentía la convivencia entre abuelos y nietos cuando aquellos no están bien. En la actual sociedad, en la que tenemos tendencia a apartar a los niños de los problemas, es toda una lección de humanidad y saber estar.

Sàlvia ha dit...

Me alegro que te haya gustado tanto como a mi. Buena e inteligente poesia para niños alrededor de un tema que tenemos que humanizar.

Besadetes y gracias por tu comentario y compartir tu opinión con todos nosotros.

Anònim ha dit...

Un libro precioso, que me ha calado hondo y recomiendo vivamente. Poesía lúcida, inteligente, tierna y divertida. Lo leeré en clase con mis alumnos.
Enhorabuena por este blog.
Juan G. de la Villa
Haro (La Rioja)