16.6.10

Una sirena navega pel mar de la poesia




Una sirenita
(María García Esperón)

Pasadas las siete
es una pleamar
una sirenita
llegó a mi ciudad.

Era como un sueño.
Era como el mar.
Con los ojos verdes
y el pelo azafrán.

Estaba cansada
de tanto cruzar
las azules aguas
de la inmensidad.

Me dijo un secreto,
me dejó un coral,
me cantó una copla
y volvió a la mar.

La il·lustració és de Daria Palotti.

2 comentaris:

M. Roser Algué Vendrells ha dit...

Precioso el poema de la sirenita...Felicidades a Mª García Esperón.
Besadetes,
M. Roser Algué

Sàlvia ha dit...

Es que és una artista esta maría. Me encanta!
Besadetes