16.10.10

No te detengas, de Walt Whitman: mantenim la il·lusió en el futur a cop de versos


En aquesta època de crisi que estem passant -no sols econòmica- ens sembla molt adient la lectura de poemes com el de Walt Whitman. Els versos encoratgen a continuar, a tenir esperança, a somiar, a no deixar-se abatre, a continuar mirant més enllà... a recuperar la il·lusió. Què us sembla?

No te detengas
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

La il·lustració és d'Annette Mangseth

4 comentaris:

Isabel ha dit...

Salgamos a la caza del verso,
silbemos al ritmo de la luz,
contemos con cifras de flores
las calles de cualquier pueblo.

Lloverán colores del cielo.
La noche bendecirá la letra
y la música te acunará la voz
sea cual sea tu idioma, poeta.

Sea cual sea tu nombre, tu lengua,
tu cuna, tu mar, tu pan, tu mano, tu son.

Eneida ha dit...

Absolutament impresionant, al tindre un dia roí llegiré la poesia. :D

Sàlvia ha dit...

Isabel, eres un autèntic encant. Ja saps, el teu poemeta me'l guarde per a ficar-lo en un post. Gràcies, senyora poetessa.

Besadetes tardorenques

Sàlvia ha dit...

Eneida, aquest poema cal imprimir-lo i ficar-se'l ben a prop per anar llengint-lo moltes vegades. Whitman és genial i si no has llegit res d'ell t'ho recomane.
"Tu vales mucho, nena" i recorda... cap dia sense "viure, sense somnis, sense il·lusió".
Besadetes i requetebesadetes